berenjenasrellenas.es

Recetas paso a paso

Berenjenas rellenas mallorquinas (a la mallorquina)

¡Déjate seducir por las exquisitas berenjenas rellenas mallorquinas! Cada bocado está impregnado de una rica combinación de sabores que evocan la esencia de Mallorca.

Descubre el secreto de su relleno único, con ingredientes frescos y autóctonos, siguiendo nuestra receta fácil. Comparte un pedazo de tradición y convierte cualquier comida en una celebración familiar.

Ingredientes necesarios

¡Las berenjenas rellenas mallorquinas son pura magia en tu paladar! Cada vez que las preparo, me transportan a esos veranos en Mallorca, con la brisa marina y el aroma de la cocina de mi abuela.

Los ingredientes que vamos a utilizar son más que simples alimentos, son portadores de recuerdos y tradiciones.

Berenjenas rellenas mallorquinas (a la mallorquina)

Para que tu experiencia sea sublime, selecciona:

  • Berenjenas – que sean como las que recogía mi abuelo en su huerto, con esa piel de un morado intenso que promete sabores profundos.
  • Carne picada – la de los domingos en casa, jugosa y con ese punto de sabor que solo la carne de confianza puede ofrecer. Si eres de espíritu verde, las lentejas son tus aliadas para una versión vegetariana con mucho cuerpo.
  • Pimientos – los que crujen al morderlos y pintan el plato de fiesta con sus colores vivos.
  • Cebolla y ajo – esos que al sofreír, hacen que incluso los vecinos sepan que algo delicioso se está cocinando.
  • Tomate – busca aquellos rojos y jugosos, como los que maduran bajo el sol del Mediterráneo.
  • Queso rallado – el Mahón, con su sabor único, que se convierte en hilos dorados bajo el grill del horno.
  • Especias – como el comino y la pimienta de Jamaica, que mi abuela decía que eran el alma de cualquier plato.

Y aquí va mi consejo de oro: no temas improvisar. Añade unas hojitas de albahaca recién cogidas o un buen chorro de vino blanco al sofrito para elevar el plato a otra dimensión.

¿Un toque picante? Atrévete con la guindilla y deja que tus berenjenas cuenten una nueva historia. ¡Haz de esta receta tu propio relato culinario!

Preparación de las berenjenas

¡Vamos allá con la preparación de las berenjenas, ese paso mágico que transformará tu cocina en un rincón de la bella Mallorca!

Primero, lava las berenjenas con delicadeza, como si acariciaras el mar en una cala tranquila. Luego, córtalas con precisión, imaginando que estás esculpiendo las olas en su superficie.

¿Blanquear o asar? ¡Esa es la cuestión! Si te decides por blanquearlas, sumérgelas en agua salada hirviendo y cuenta hasta diez; es como darles un chapuzón revitalizante.

Pero si te inclinas por asar, prepárate para que el olor a berenjena asada te transporte a un paseo por los campos de la isla al atardecer. Sea cual sea tu elección, te prometo que la textura será tan suave que tus comensales quedarán encantados.

Elaboración del relleno

¡Prepárate para el corazón de tu plato, el relleno de las berenjenas! ¿Te imaginas el aroma que inundará tu cocina? ¡Es hora de ponerse manos a la obra!

Selecciona carne de primera y las verduras más vibrantes. Personalmente, me encanta la mezcla de sabores que aporta la combinación de carne de cerdo y ternera. Y tú, ¿te atreves a probar algo nuevo hoy?

Al cocinar, deja que la carne se dore bien antes de añadir las verduras picadas. ¿Un consejo? Unas hojas de albahaca fresca y un buen chorro de vino blanco nunca fallan para conseguir ese sabor auténtico y hogareño.

En cuanto a las especias, sé generoso. La sal, la pimienta y un poco de pimentón son esenciales, pero ¡atrévete a ser creativo! A veces, una pizca de canela puede hacer maravillas y darle un giro inesperado a tu relleno.

Busca el equilibrio perfecto en la textura del relleno; si te has pasado con el líquido, deja que reduzca un poco más. Y si te quedas corto, un poco de caldo puede ser tu salvación. ¡Tú tienes el poder de hacerlo perfecto!

Con el relleno a punto, solo te queda rellenar esas berenjenas y esperar a que tus invitados se maravillen con tu obra maestra culinaria. ¡Manos a la obra y a disfrutar!

Berenjenas rellenas mallorquinas (a la mallorquina)

Rellenado y horneado

¡Vamos allá con el alma de la fiesta: el relleno! Imagina que estás pintando un cuadro y las berenjenas son tu lienzo. Usa una cuchara para esparcir la mezcla con amor y paciencia, como si cada berenjena fuera una obra de arte.

¿Sabes qué suelo hacer? Añado un poco de mi queso favorito, el manchego, rallado entre las capas de carne y verduras, ¡es mi secreto para un sabor extra espectacular!

El horneado es el gran final de este espectáculo culinario. Enciende tu horno a 180°C y deja que las berenjenas se cocinen hasta que estén perfectamente doraditas y su aroma te transporte a las calles de Mallorca. Suelen estar listas en unos 25-30 minutos, pero ya sabes, ¡el horno manda! Así que mantén tus ojos abiertos y ajusta el tiempo si es necesario.

Y si te atreves, ¿por qué no espolvorear un poco de pimienta recién molida o unas hierbas aromáticas antes de meterlas al horno? Cada vez que hago esto, mis invitados se quedan ¡maravillados! Recuerda, cocinar es experimentar, así que ¡dale tu toque personal!

Receta

Berenjenas rellenas mallorquinas

Tiempo de preparación: 1 hora y 10 minutos

Disfruta de un clásico de la gastronomía balear con esta receta de berenjenas rellenas mallorquinas, un plato que combina la tradición y el sabor del Mediterráneo.

Ingredientes

  • 4 berenjenas medianas
  • 300 g de carne picada de cerdo y ternera
  • 1 pimiento rojo grande
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates maduros
  • 100 g de queso Mahón rallado
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de pimienta de Jamaica
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones paso a paso

  • Corta las berenjenas por la mitad a lo largo y haz incisiones en la pulpa sin llegar a la piel. Ásalas en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos o hasta que estén tiernas.
  • Mientras, pica finamente la cebolla, el ajo y el pimiento. Sofríelos en una sartén con aceite de oliva hasta que estén blanditos y dorados.
  • Incorpora la carne picada al sofrito, salpimienta y añade las especias. Cocina hasta que la carne esté bien hecha.
  • Ralla los tomates y agrégalos a la sartén, dejando que el conjunto se cocine a fuego lento hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Vacía con cuidado la pulpa de las berenjenas asadas, mezcla con el relleno y rellena las cáscaras de las berenjenas con esta preparación.
  • Espolvorea con queso Mahón rallado y hornea durante 10 minutos a 200ºC o hasta que el queso esté gratinado y dorado.

Notas:

  • Si prefieres una versión más ligera, puedes sustituir la carne picada por lentejas cocidas.
  • Para un toque más jugoso, añade un chorrito de vino blanco al sofrito antes de incorporar la carne.
  • Estas berenjenas rellenas pueden conservarse en el frigorífico y son perfectas para calentar al día siguiente.