Berenjenas rellenas

Todas las recetas de berenjenas

Crema de berenjenas

Las cremas elaboradas a partir de vegetales y hortalizas son sanas, reconfortantes y muy fáciles de hacer. En esta ocasión, os proponemos una crema de berenjena, una hortaliza no muy popular para hacer cremas, pero que es tan válida como cualquier otra.

Podemos utilizar esta sopa como un plato principal, sano y sabroso, o como una cena ligera.

Crema de berenjenas

La patata suaviza el sabor y le aporta textura y espesor, por lo que resulta un plato completo tanto para mayores como pequeños. Y perfecto para poder tomar nuestra ración diaria de verduras de la manera más sencilla y sin darnos apenas cuenta.

Recomendamos que las hortalizas, siempre que sea posible, sean de temporada, ya que su sabor es más potente y son más saludables.

Ingredientes para 10 raciones:

  • 600 g de berenjenas peladas y en dados
  • 1 cebolla picada
  • 2 patatas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 4 cucharadas de mantequilla o aceite d eoliva
  • 1,2 litros de caldo de pollo o de verduras
  • 1/2 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharada de albahaca fresca picada
  • 240 ml de nata para cocinar
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • Unos picatostes para decorar

Equipo:

Una cazuela grande Un recipiente grande u otra cazuela Una batidora o procesador de alimentos

Preparación:

  1. En una cazuela grande, derretimos la mantequilla y añadimos la berenjena pelada y picada en dados, la cebolla picada en trozos y los dientes de ajo picados. Sofreímos todos los ingredientes hasta que estén tiernos y dorados.
  2. En ese momento, incorporamos el caldo, las patatas que previamente habremos pelado y picado en dados, el tomillo, la sal y la albahaca. Removemos y dejamos que se cueza todo a fuego lento durante unos 30 minutos, hasta que veamos que las patatas están tiernas.
  3. Transferimos la crema a un recipiente u otra cazuela y dejamos que enfríe un poco. Bate el contenido del recipiente con una batidora de mano hasta que tengamos una crema fina.
  4. Incorpora la nata y el curry y mezcla de nuevo. Vuelve a poner la crema en la primera cazuela y caliéntalo a fuego lento, removiendo continuamente para que se integren todos los sabores.
  5. Cuando la crema esté caliente, apagamos el fuego y la servimos en platos individuales. Decoramos por encima con picatostes o alguna hierba aromática.

La crema de berenjena se puede conservar en el frigorífico una vez se haya enfriado durante unos días en un recipiente hermético. También se puede congelar durante 3 meses.